Teatro

El Teatro en los Ochenta

En 1982, en la Universidad de Puerto Rico se estrena la Primera Muestra de Joven Dramaturgia Universitaria, evento que es considerado el nacimiento del movimiento teatral que se dio a conocer con el nombre de Nueva Dramaturgia. En aquella muestra estrenaron obras los dramaturgos Abniel Morales, Teresa Marichal y Roberto Ramos-Perea. Desde aquel momento, estos tres autores escribirían de manera indetenible. Al mismo tiempo formarían grupos alrededor de sus obras. Más tarde se les unirán Aleyda Morales, Carlos Canales, José Luis Ramos Escobar, Angel Amaro y Antonio García del Toro, entre otros.

La tendencia del teatro popular dirigido a sectores menos privilegiados de la sociedad, se mantuvo activa y produjo autores, creó grupos y montajes de gran importancia. Autores como Pedro Santaliz, Zora Moreno, Ramón Conde, José Márquez, Josefina Maldonado y el Grupo Inarú que se fundó en el sector La Perla, entrenaron actores y crearon un público para sus obras, que en muchas ocasiones se congregaba en lugares no convencionales como canchas, centros comunales de Barrios, calles y casas de vecindad.

El año 1985 fue un año de grandes inicios. En ese año se funda la Productora Nacional de Teatro, conglomerado de las siete compañías de teatro más antiguas del país; se funda la Revista Intermedio de Puerto Rico, primera revista dedicada al teatro puertorriqueño; se funda el Archivo Nacional de Teatro Puertorriqueño, donde se recoge todo el patrimonio teatral del país, es decir, libretos, recortes, libros, manuscritos y programas de teatro y cuya sede hoy se encuentra en el Ateneo Puertorriqueño; se funda además la Sociedad Nacional de Autores Dramáticos y un año después se funda el fallido Colegio de Actores de Teatro de Puerto Rico.

El Teatro en los años Noventa

La última década del siglo XX fue una época de cambios radicales y rápidos en el teatro. Parecería como si el ritmo razonable de aparición de obras, actores y autores de pronto hubiera recibido un gran impacto.

Surge toda una nueva generación de productores jóvenes, discípulos de los viejos, que se compenetran con su época de cambios y comienzan a llegar al teatro nuevas estrategias de mercado, de producción y hasta de aplicaciones tecnológicas. Esta generación de productores se caracteriza por trabajar con dedicación en aquellos aspectos que garantizarán el éxito de las obras, con énfasis particularmente en la publicidad y en la selección de los autores y actores.

Una generación de dramaturgos jóvenes se levanta con el milenio nuevo en las voces de Angel Elías, Adriana Pantoja, Pedro Juan Ávila, Raiza Vidal, Carlos Acevedo, Miguel Diffot, Pedro Rodríguez, Jorge González y la voz dramática joven más destacada al momento de Carlos Vega. Esta nueva generación de actores muy bien entrenados, que suplirán las necesidades artísticas de las nuevas obras, así como los intereses del mercado. Las nuevas generaciones de teatristas del siglo XXI, de las cuales hay muchos grupos, productores, actores y directores trabajando en estos momentos, continúan en la búsqueda de nuevas formas y nuevos contenidos sobre la sociedad puertorriqueña que nos toca vivir

Una nueva tendencia nace también a finales en esta década: la llamada “dramaturgia escénica”, es decir, aquellas obras de teatro en las que el texto no es indispensable, sino que es el actor el autor del texto y lo escribe con su cuerpo, con sus gestos, movimientos y a veces con su voz. No es necesariamente danza o pantomima, sino la utilización creativa de otros muchos elementos que configuran una puesta en escena con un planteamiento contemporáneo.

El teatro ha tenido una presencia constante en Puerto Rico durante más de cinco siglos de historia. Nuestro pueblo se ha mantenido fiel a esta manifestación tan importante de la cultura. A pesar de la competencia del cine y de la televisión, la producción de teatro, lejos de disminuir, ha aumentado y se han abierto nuevas salas a comienzos del siglo XXI.


%d bloggers like this: